La falta de sueño afecta a la salud de los jóvenes

Dormir bien es esencial para mantener la salud. Según los científicos de la Universidad de Warwick, salud mental de un niño puede verse afectado por la falta de sueño. Los médicos señalan que un joven de entre 6 y 12 años debe dormir entre 9 y 12 horas por noche.

Las consecuencias de la falta de sueño

Investigadores de la Universidad de Warwick han descubierto que falta de sueño en un niño afectaría a su salud mental. Según los científicos, un niño que no duerme su cuota de sueño es más propenso a la ansiedad, la depresión, el comportamiento impulsivo e incluso a un mal rendimiento cognitivo: «Nuestros resultados muestran que los niños que duermen menos de 7 horas por noche tienen un 53% más de probabilidades de desarrollar problemas de comportamiento que los que duermen entre 9 y 11 horas», explica el profesor Jianfeng Feng, cuyas palabras fueron difundidas en el sitio web pourquoidocteur.fr.

Para llegar a esta observación, los investigadores estudiaron el sueño y la estructura cerebral de casi 11.000 niños. De este modo, pudieron deconstruir las medidas de depresión, ansiedad o rendimiento cognitivo de los más jóvenes.

Recuerde que el sueño es esencial para la buena salud del niño y adultos. Permite el desarrollo cerebral, regular varias hormonas (hormonas del crecimiento, del apetito, insulina…) o consolidar la información memorizada durante el despertar.

En promedio, una noche incluirá De 4 a 6 ciclos de sueño. Cada ciclo incluye fases lentas o paradójicas. Dependiendo de la edad del niño, el tiempo de los ciclos varía. En un recién nacido, el ciclo dura 50 minutos. Es de 70 minutos para un bebé y varía entre 90 y 120 minutos para los niños mayores.

De hecho, los médicos estiman que los niños de 6 a 12 años deben dormir entre 9 a 12 horas para estar sano. Por desgracia, no siempre es fácil respetar esta recomendación.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Las pantallas favorecen los trastornos del sueño

Al igual que los adultos, cada vez más niños son adictos a las pantallas: televisión, tablet o smartphone. Herramientas que favorecen los trastornos del sueño. Recientemente, un estudio de la Universidad de Rennes ha revelado que los niños más pequeños pueden desarrollar trastornos del lenguaje. El 44% de los niños de 3 a 6 años tienen tres veces más probabilidades de desarrollar discapacidades de aprendizaje primarias. Los investigadores señalan en particular «la hora del día». Ver la televisión por la mañana «agotará su atención y hará que sean menos propensos a aprender».

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha dudado en hacer suya la causa y señalar que el peligro de las pantallas en los niños. Así, en sus recomendaciones recuerda «que no es recomendable colocar a un niño de un año frente a una pantalla. À dos años, una hora delante de una pantalla debe ser el máximo».

Consejos que no necesariamente se aplican en el hogar. Según un estudio del INED y el INSERM, dos de cada tres niños ven la televisión todos los días.

¿Cómo acostarse antes?

Para los niños que tienen problemas para conciliar el sueño, hay que saber que los padres pueden poner en práctica pequeños trucos :

  • No mirar la pantalla antes de acostarse
  • Establezca un momento de tranquilidad como un juego de mesa, por ejemplo
  • Establecer una rutina (hora fija para acostarse, cepillarse los dientes, ir al baño…)
  • Leer una historia corta
  • No calentar en exceso el dormitorio


Ahorre hasta un 40% en su seguro médico


Gracias a saezdomenech.com, compare gratuitamente sus pólizas de seguro personal en unos minutos para estar protegido al mejor precio.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

[contact-form-7 id=»631″ title=»Salud»]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *